Marcelo Bielsa y Gignac compartieron etapa juntos en el Marsella, y ha querido mostrarle su agradecimiento al jugador por su esfuerzo y dedicación dentro de la cancha por medio de una emocionante carta.

Por qué respeto a André-Pierre Gignac:


Es invencible no porque nunca lo superen sino porque jamás se rinde. Su mente asume cada desafío que se presenta. Deja en el campo la energía que posee considerando al equipo por encima de él.


Contagia, transmite, vibra, emociona al hincha y se apasiona al hacerlo. Es un amateur aunque se comporte como profesional.


Rechaza las excusas y justificaciones. Se enfrenta a la realidad sabiendo que no podrá superarla si primero no la conoce.


En Marsella, convivimos un año y eso me hizo mejor entrenador. Se le parece a la ciudad y el Olympique se lo reconoce y lo quiere.Son de la misma raza. Convierten la rebeldía en grandeza.


Con gratitud hacia Dedé, Marcelo Bielsa.