Tienda
Quiniela
Liga MX
Copa MX
LaLiga
Premier
Otras Ligas
App
 
 
post mortem del Mundial
Los Punterazos: Post mortem de los 32 equipos mundialistas
26-06-2014
 
AFP
Celebración de los argelinos
 
A ti y 9 personas más les gusta
 
Celebración de los argelinosAFP

Por: Mauricio Cabrera (Enviado Especial)


Grupo A


-Brasil: Su jugador más importante no ha sido Neymar, sino el árbitro. Debió clasificar con cinco puntos. No mereció ganarle a Croacia, goleó a Camerún cuando éste tenía más ganas de irse que de quedarse y empató con México en un partido que pudo perder. Ya lo dije. No habrá Maracanazo por la sencilla razón de que a Río no va a llegar.


-México: seguimos sin saber si fue primero el huevo o la gallina. Lo que tenemos claro es que fue primero el Piojo, después los huevos y ahora hasta disciplina, táctica y sacrificio. Se puede hacer historia.


-Croacia: Suker y Kovac son igual de elegantes. El problema es que el que lo ganó todo habla con humildad y el otro se precia de su físico para jugar a ser Cristiano sin verdaderamente serlo. Modric podrá atacar a mejores porteros que Ochoa, pero al menos no en esta Copa del Mundo.


-Camerún: lo más emotivo fueron las lágrimas de Eto'o con un niño. De ahí en fuera mejor ni hubieran venido. México hubiera acabado primero y no le hubieran puesto de pechito el liderato a los brasileños. No había por qué joder al prójimo.


Grupo B


-Holanda: al final salió peor. Cuando hicimos los cálculos mentales tras el sorteo, pensamos que México jugaría contra España en octavos de final. Y nada. Toca Robben, Van Persie y una Naranja Mecánica a la que para perderle el respeto podemos vestirla de azul y decir que juegan para la Máquina Celeste. Arjen, para mí, puede hasta más que Messi con Argentina. Sus compañeros son mejores que los de Lionel. Su problema se llama Selección Mexicana. Espero que de ahí no pase.


-Chile: se lo metieron a España. Y perdón el albur pero se ha escrito tanto de la debacle española que de plano hay que sacar el recurso gastado para reírse un poco. He dicho que Brasil no va a ganar la Copa del Mundo, la mala noticia que le doy a los chilenos es que el tropiezo no será contra ellos. Larga vida a Chile, pero no en este Mundial, en el que de octavos no pasarán.


-España: viva el olor a muerte. El Tiki Taka nos cansó. Fue un exceso. Alguna vez un amigo me decía que hasta de comer rib eye uno se cansa y con España lo he comprobado. Los tipos tocan, o tocaban, la pelota mejor que nadie. Pero nos sabíamos de memoria su juego. Y quizás eso fue lo que ocurrió. Si el aficionado y periodista intuía lo que estaba por pasar, los rivales también. Encontraron el antídoto y han dejado a Vicente del Bosque tan confundido que quiere escapar en el autobús de Chile. Eso o anticipaba que en pleno vuelo un rayo impactaría su avión.


-Vino, vio y se fue: de Australia no se esperaba ni más ni menos. Es más, en el balance queda el recuerdo del buen partido que le planteó a Holanda en la primera ronda. Fue el que más se le complicó a la Naranja Mecánica. Australia es uno de sus equipos que debe acudir al libro de los consuelos, entre los que se encuentra emocionarse por haberle vendido cara la victoria a los holandeses. Entre más lejos lleguen los de Van Gaal, mejor podrán sentirse los canguros.


Grupo C


-Colombia: Si no fuera Piojo, tendría que ser Pekerman. Lo de Colombia es para disfrutarlo. Se veía venir. Cierto que dudamos cuando se fue al hule Radamel Falcao, pero técnico y jugadores han dado cátedra de cómo no rehuir la responsabilidad de ser el caballo negro. James Rodríguez asumió el protagonismo cuando era eso o ratificar que sin Falcao el café colombiano sería tan insípido como siempre. Este equipo juega por dos generaciones. La que es y la que debió ser de Valderrama en 1994, cuando el miedo de las amenazas de muerte cortó las piernas de una de las camadas de jugadores latinos más carismáticas de la historia.


-Grecia: tan emocionante mitología y tan aburrido futbol. A Grecia lo borraría de los octavos de final. Para lo único que me sirve es para hacer cuentas alegres y pensar que México, si le gana a Holanda, tiene un pie en semifinales. Perdón, pero si los griegos le ganan a Costa Rica, no veo forma de que eliminen a México. Cuando menos no mientras se abstengan de jugar Zeus y Afrodita.


-Costa de Marfil: no paro de derramar lágrimas por los africanos. Siempre potentes y siempre tan distraídos. Cuando no son jugadores amenazando de huelga, son indisciplinas en el campo, peleas en la concentración, errores infantiles o contratación de técnicos que van de safari en vez de a imponer disciplina. El África negra se merece una alegría, pero ellos mismos se la han negado.


-Japón: los japoneses seguirán siendo Campeones del Mundo en Los Supercampeones. No es lo único bueno que tienen en el futbol. También su afición, a la que ya quisiéramos en un partido del Tri para que ahorrara a los de intendencia horas de estar recogiendo basura y vasos con residuos sospechosos. Algún día su disciplina les dará para romperla en una Copa del Mundo, pero falta mucho. Mientras tienen a Oliver Atom, y creánme que muchos lo hemos querido jugando para nuestro equipo.


Grupo D


-Costa Rica: que Maradona la chupe, que la siga chupando. Sé que son ardidos con México. Que le desean lo peor en las eliminatorias y que ir a San José es todo menos una atractiva experiencia turística va de por medio. Pero me resulta imposible no sentirme identificado con un equipo que ha unido al pueblo, que le ha dado una satisfacción. Esos países tan pequeños en el mapa ocasionalmente merecen una felicidad inmensa. Hoy el orgullo de ser tico va más allá de la extensión territorial de su país. Y saben qué. Hay más. Para mí, le ganan a Grecia. Y después pierden con México. Pura vida, Costa Rica.


-Uruguay: Luis Suárez se equivocó. Digo una obviedad. Pero es que cuando menos hubiera saciado su hambre cuando no había nada en juego. Es como en Twilight, el protagonista no convierte a su novia en vampiro hasta que sabe que las condiciones están dadas. Aquí Suárez se anticipó. No le hubiera dolido irse suspendido con la certeza de que Uruguay estaba a minutos de quedar eliminado, pero lo hizo con vida, con grandes expectativas de avanzar. Su instinto mordelón ha dejado sin dentadura a los charrúas, que saben reponerse de la adversidad, pero dudo que de las pendejadas.


-Italia: mi corazón está con Prandelli. No me atrevo a condenarlo por haber intentado enseñarle la buena vida a sus jugadores. Su historia me recordó la película de Hooligans, donde a un gringo se le enseña el calor de las firmas inglesas de futbol. La diferencia es que en el cine Elijah Wood se transforma en un maestro de las peleas callejeras, mientras que aquí el futbol italiano ha vuelto a querer vestirse de monja para evitar que vuelvan a violar su intimidad mundialista. Al final, Prandelli tendrá que aprender a respetar preferencias.


-Inglaterra: a veces pienso que hasta deben de arrepentirse de haber inventado el futbol. Su orgullo no les queda más. Lo más espectacular que han hecho en el deporte a últimas fechas es aventar a un doble de la Reina desde un helicóptero en la inauguración de los Juegos Olímpicos. De ahí en fuera, al menos en la cancha, están perdidos. De ser necesario que jueguen como el Reino Unido, que arreglen sus diferencias con galeses, escoceses e irlandeses, que cambien el God Save the Queen, por el God Save the Team, que hagan lo que sea, pero de una vez por todas vuelvan a brillar.


Grupo E


-Francia: a mí no me engañan. Se vieron fuertes en la primera ronda, pero en un grupo en el que cualquiera avanza. Quiero ver la cara gatuna de Benzema ante rivales de mayor exigencia. Ante Nigeria podrán extender su bonanza. Si algo ha permitido este Mundial americano es que los octavos de final luzcan accesibles para los que tienen historia y Copas del Mundo en sus vitrinas. Nigeria, como todo África en el Mundial, no va a ser rival. La verdadera Copa del Mundo para los galos será a partir de cuartos. Presiento que ahí sí lloverá sobre la Torre Eiffel.


-Suiza: vamos descartándolo como caballo negro. Se hablaban maravillas de ellos. Incluso abundaban los hipsters balompédicos que lo ponían por encima de Colombia y de Bélgica, pero se les ve poco. Además Blatter es su compatriota. Si ya se llevan todo el dinero del futbol a Zurich, que no se lleven la Copa del Mundo. Una recomendación: si siguen avanzando, citen a medio equipo a orinar para la prueba antidoping. A ver qué opina Blatter de que le hagan eso a los suyos.


-Ecuador: desde hace años le tengo cariño a Ecuador. Queramos o no, el americanista siempre tiene cierta empatía por el Necaxa, de ahí que cada que juega Ecuador recuerde a Alex Aguinaga. Desde entonces sigo su historia. Además tampoco olvido que México les arruinó su Copa América. Imposible no querer a un país que en su liga tiene al Barcelona, pero de Guayaquil. En fin, sobran motivos para quererlos, pero también abundaron razones para que quedaran eliminados. El patito feo de la CONMEBOL. Para eso hubiera venido Venezuela, sabemos que Nicolás Madura le hubiera puesto color a la Copa.


-Honduras: jajajajaja. Hoy no, papá. Hoy no. Ganado se lo tienen.


Grupo F


-Argentina: Messi se va a cansar. Llama la atención que de los importantes del Barcelona es el único que sigue rindiendo en el Mundial. Sus colegas españoles ya se fueron en picada. Pero va a llegar a su límite, sobre todo cuando ha tenido que ponerse la capa de héroe en cada uno de los tres partidos de Argentina. Como le pasa a Francia, la verdadera Copa del Mundo empieza para ellos en cuartos de final. Y sostengo Messi se va a cansar.


-Nigeria: en ese grupo el que pasara de segundo lo haría de rebote, por ser el menos malo. La verdadera ganancia nigeriana pasa porque de momento no se ha sabido de un futbolista que agreda a un directivo, de uno que sea expulsado de la concentración ni de otro que haya sido involucrado en un escándalo de amaño de partidos. África en el futbol se esmera en seguir encasillado como el tercer mundo. Hasta aquí llegó.


-Bosnia: me quedo con Dzeko. Un país que disfrutó su Mundial como pocos. Les duró poco el gusto, pero sus futbolistas saben que ha valido la pena. Si el Mundial tiene aún algo de romántico, mucho pasó por los pies de estos bosnios, que desde el propio Dzeko padecieron la más dura de las infancias y se aferraron, como todo niño, al maravilloso consuelo de una pelota. Más Bosnias y Herzegovinas en la historia de las Copas del Mundo.


-Irán: merecieron más, mucho más. O bueno, no mucho más, pero cuando menos ese punto ante Argentina. Para nosotros es exótico ver su devoción religiosa, incluso inverosímil. Sólo diré que tipos así de entregados a una causa, sea la que sea, correcta o incorrecta, valen la pena. Algún día tendrán su momento de gloria. Ante Argentina se quedaron cerca. Messi, ese astuto enano, les robó lo que se habían ganado.


Grupo G


-Alemania: Europa depende de los germanos. Siempre será más seguro apostar por ellos que por los holandeses. Pocos recuerdan que Alemania ha perdido más finales que la Naranja Mecánica. La diferencia es que ha sido Campeón del Mundo, mientras que Holanda cada que llega se queda con las manos vacías. Tuvo un grupo competitivo. Pisó con solidez cuando tuvo que hacerlo. Se metió en problemas indebidos con los ghaneses y ante EU remató la enjundia de un rival que va creciendo, pero al que aún le falta el cinco para el peso ante los protagonistas. Los alemanes, obviedad decirlo, pueden ser Campeones del Mundo. Y entonces sí los mocos de Low se cotizarían como nunca.


-Estados Unidos: están disfrutando el Mundial. Los jugadores y sus aficionados. Acepto que para mí es una división de emociones. Me gusta verlos compitiendo porque en Underdog, empresa madre de juanfutbol, tenemos también un sitio en inglés enfocado al mercado estadounidense, pero también aborrezco verlos subiendo en la pirámide alimenticia del soccer. La profecía se ha hecho realidad. Y Klinsmann les está ayudando, aunque como pecado haya osado dejar a Landon Donovan comiendo hamburguesas y comentando para ESPN.


-Portugal: Cristiano no puede solo. Ya le ganó el Balón de Oro a Messi, pero lo hizo a meses de un Mundial. Y resulta que la Copa del Mundo puede más que cualquier distinción individual. Y aquí Ronaldo muere tan solo como siempre ha querido estar. Sus compañeros no responden. Su país es demasiado chico. El que tiene posibilidades de ser Campeón hablando portugués es Brasil, no su Selección. No debes ser fácil ser Cristiano Ronaldo. Dice que no llegó al 110 por ciento como hubiera querido, sino al cien. A ver si entiende que la Copa del Mundo son más que músculos, gel y talento solitario.


-Ghana: perdón, pero estos no tienen madre. En primera, acabaron con el misterio de la clasificación en el grupo antes de que se jugaran los últimos partidos. En segunda, pasaron de emocionar con un partidazo ante Alemania a expulsar a sus dos jugadores más importantes por haber golpeado directivos. Empiezo a sospechar que la Copa Africana debe ser un torneo muy interesante para cubrir. Ahí sí ni falta que hace que abran los entrenamientos, salen solos a exhibir que se han liado a golpes. Sobrevivir en el futbol africano es cosa seria.


Grupo H


-Bélgica: tres de tres. Clasificación de libro de texto. Para mí, favorito ante EU, aunque se trata de dos equipos que anteponen la disciplina a la inspiración. Me gustaría que avanzara, que hiciera historia, pero ya dije que mi boletito de caballo negro va para Colombia. Tengo el corazón partido en esa llave. Bueno ya, que el bien del negocio venga después, que Bélgica eche a EU.


-Argelia: bienvenida Argelia a los dieciséis mejores del Mundial. Lo merecen porque no se anduvieron con los mismos escándalos que sus colegas africanos. Fueron humillos, muestran unión y han hecho historia. No los veo para más, ni siquiera los veía para esto que han conseguido. Lo que sí es que le han dado con todo a Putin y a los rusos. Una historia más de esas que me encandilan.


-Rusia: menos mal que no estamos en otros tiempos, porque si no seguro Putin habría ordenado latigazos para sus jugadores. El fracaso es rotundo. Se entendía que ante Bélgica no pudiera, pero que se le haya adelantado Argelia es una ofensa para un futbol que pasa de las altas a las bajas con demasiado frecuencia. Cuatro años tiene para ponerse a punto. En su casa, con su gente, con su sistema y sus violaciones a los derechos humanos, debe llegar, cuando menos, a los cuartos de final. Hoy no se ve fácil que lo haga.


-República de Corea: lo mismo que Japón, pero peor, porque estos ni siquiera tienen a Los Supercampeones. 

Más historias
Hace 7 hrs.
 
afp
Neymar vale lo que todo el Atalanta junto. afp
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
Hace 10 hrs.
 
afp
En Napoli ponen precio a Chucky y aumentan los candidatos para ficharlo. afp
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
Hace 12 hrs.
 
AFP
Raúl Jiménez en Europa LeagueAFP
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
Hace 1 dia
 
mexsport
Paco Jémez asegura que sería un honor dirigir a Chivas.mexsport
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
Hace 1 dia
 
Mexsport
Maximiliano Olivera se rifó un golazo de tiro libre para el empate de JuárezMexsport
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
Hace 1 dia
 
mexsport
Vucetich y Tena suenan para dirigir a Pumas. mexsport
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
 
A ti y 0 personas más les gusta
 
 
A ti y 0 personas más les gusta