Por Gerardo Gómez

BLANCA FÉLIX SE CONVIRTIÓ EN FACTOR PARA QUE CHIVAS LEVANTARA EL CAMPEÓN DE CAMPEONES

Chivas y Rayadas disputaron el partido de vuelta del Campeón de Campeones, a pesar de que ambos equipos tuvieron oportunidades de gol, el juego terminó con empate a cero, la estrategia de las visitantes fue aguantar los últimos minutos, para meter a Blanca Félixla apuesta resultó y terminó parando dos penales para llevarse el título.

Tanto Monterrey como Guadalajara se fueron en busca del gol que les diera la ventaja para poder manejar el partido, primero fueron las Rayadas que pusieron a trabajar desde temprano a Celeste, Desirée se mandó un buen cabezazo pero fue mejor la atajada de Espino para decirle que ¡no! Luego vinieron las Chivas, cuando Cervantes se preparaba a disparar sin portera, pero llegó  Alejandra Lua para hacer la salvada del partido.

Para el segundo tiempo, el grito de gol se ahogó en la garganta de la afición de Monterrey luego de que el disparo golpeara en el travesaño. El partido se fue cerrando y las opciones si hicieron menos, hasta que en el 93', Chivas tuvo una oportunidad a balón parado pero la mandaron por encima de la portería.

El juego se fue a los penales y la sustitución de Chivas surtió efecto. El factor Blanca Félix puso de nervios a las futbolistas de Rayadas, primero Desirée Monsiváis la mandó a las gradas y después Félix detuvo el segundo y tercer disparo. 

Chivas dignas campeonas, sellan su gran temporada con el título máximo del futbol femenil para la alegría de las futbolistas, los directivos y sobre todo, los aficionados.