Por Jorge Rockdriguez

De ser campeón del mundo sub-17, gran promesa del futbol mexicano, mundialista a los 21 años y brincar a Europa con un equipo histórico a estar desempleado. La carrera de Efraín Juárez se convirtió en una tragicomedia con el pasar de los años, y ahora justamente parece estar en su punto más bajo. 

Una temporada después de haber llegado al cuadro canadiense de la MLS, se anunció que Juárez dejará al Whitecaps, donde apenas jugó 16 encuentros, 14 de ellos como titular en los que fue expulsado en un par de ocasiones.

Hasta el 31 de enero, Juárez sonó como una de las posibilidades para reforzar al Cruz Azul, sobre todo por las recientes bajas que ha sufrido el cuadro celeste. Sin embargo, al final no llegó a ningún acuerdo y en la Liga MX se quedó sin ninguna opción con lo que tendría que buscar acomodo en otro lugar en el mundo o incluso en otro club de la propia MLS.