Los equipos de la Fórmula 1 se mudaron a Bahréin para comenzaron con las prácticas de cara al comienzo de la temporada. Y, aunque ayer Max Verstappen demostró que su ritmo está igual que en el 2023, Checo Pérez no pudo decir lo mismo.

La temporada de la Fórmula 1 comienza la próxima semana y todos los pilotos ya están probando las capacidades de sus monoplazas. Para ello se trasladaron a Bahréin, en donde ayer comenzaron las primeras pruebas de la temporada.

De hecho, en la jornada de ayer, Max Verstappen y Charles Leclerc fueron los grandes protagonistas, por lo que todos esperaban ver qué tal el rendimiento de Checo en las pruebas de hoy.

Sin embargo, no fue la mejor jornada para el piloto tapatío. Es que, pese a que había mucha expectativa en lo que podría hacer el carro de Red Bull, el monoplaza de Checo Pérez sufrió algunos problemas de sobrecalentamiento en sus frenos.

Esto llevó a que el Viejo Sabroso pasara un buen tiempo en el garage viendo cómo evitar problemas de rendimiento, una de las cosas que más lo perjudicó el año pasado.

Pese a los problemas, el tapatío consiguió quedar en el cuarto puesto en la primera sesión del día que, aunque se esperaba más, es mejor que nada. ¿Le irá mejor en las pruebas de mañana?