El pasado jueves 13 de octubre de 2022, se disputó un partido de futbol americano de la ONEFA entre los Burros Blancos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y los Borregos del Tecnológico de Monterrey. Durante este encuentro, ocurrió una lamentable jugada antideportiva que dejó gravemente lesionado al jugador Diogo Zanchet de 21 años, estudiante de Ingeniería Mecatrónica e integrante de los Borregos.

¿Cómo sucedió la jugada de la lesión?

Los hechos ocurrieron cuando Osvaldo Canchola, linebacker de 115 kilos de los Burros Blancos, dejó caer todo su peso sobre la rodilla izquierda de Zanchet después de que los árbitros ya habían silbado el final de la jugada. Esto provocó una ruptura completa grado 3 del ligamento patelofemoral medial y una ruptura parcial grado 2 de más del 50% del ligamento colateral medial, según diagnosticaron los médicos.

Afortunadamente, las rodilleras evitaron una lesión más grave en Zanchet, afirmó Sigifredo Treviño, director de deportes del Tecnológico de Monterrey. De no ser por ese equipo de protección, la rodilla pudo haber quedado completamente destrozada, recalcó.

Video revela que Canchola lesionó intencionalmente a Zanchet

Antes del incidente, el jugador lesionado notó actitudes antideportivas de los Burros Blancos, buscando lastimar fuera de jugada. Incluso, uno de sus compañeros recibió amenazas hacia sus rodillas. Zanchet nunca imaginó que la acción que lo lesionó fuera intencional, hasta que vio el video que circuló en redes sociales.

Ante estos hechos, el Tecnológico de Monterrey presentó de forma conjunta con su equipo Borregos un reporte a la ONEFA, Comisión de Arbitraje y Comisión de Honor y Justicia, solicitando una sanción ejemplar. Por su parte, el IPN lamentó el comportamiento antideportivo de su jugador Osvaldo Canchola, anunciando su separación definitiva del equipo Burros Blancos.

La ONEFA expulsó de por vida a Canchola

El presidente de la ONEFA, Alfredo Trejo Lucero, informó que su Consejo de Honor y Justicia dictaminó la expulsión de por vida para Canchola. Esto implica que no podrá desempeñar ningún cargo dentro del futbol americano estudiantil mexicano, como jugador, entrenador o directivo.

Ambas instituciones educativas aplaudieron esta decisión, que sienta un precedente en busca de fomentar el juego limpio y la deportividad. Consideran que es una medida reivindicativa que forma no solo buenos estudiantes y deportistas, sino también mejores personas.

Por su parte, Zanchet declaró no guardar odio hacia Canchola, a quien no desea que le quiten su beca o educación. Simplemente espera que no vuelva a jugar en lo que resta de temporada, para que reflexione sobre sus acciones. El jugador lesionado confía en recuperarse en cuatro a ocho semanas, para poder volver a jugar este mismo campeonato.

De lo contrario, deberá ser operado y su regreso se pospondría hasta la siguiente temporada. Durante su rehabilitación, recibirá apoyo médico y psicológico de su universidad para evitar depresión, común en estos casos de lesiones.

Los Burros Blancos, por medio de su head coach Rafael Duk, se pusieron en contacto con el equipo rival para responsabilizarse de los gastos médicos de Zanchet. Sin embargo, el Tecnológico de Monterrey cuenta con un seguro médico y una clínica de rehabilitación que están cubriendo todos los requerimientos.