El lunes pasado, la Audiencia del Estado de Barcelona comunicó al ex Pumas, Dani Alves, su decisión de enviarlo a juicio por el caso de supuesta violación en contra de una mujer en diciembre del 2022, en un antro de la ciudad catalana.

Según detallaron las autoridades, existen elementos suficientes para elevar el caso a fase de juicio, por lo que el ex barcelonista y su equipo legal se preparan para el inicio del mismo, al tiempo que la fiscalía y la presunta víctima tienen un espacio de 5 días para aportar documentación para tratarse en el juicio.

El último recurso para Alves

Pero a pesar de que ya fue dada la notificación, hay una carta que se puede jugar la defensa de Alves que lo podría librar de llevar el engorroso y mediático proceso en su contra.

De conformidad con lo expuesto en el programa televisivo español “Y ahora Sonsoles“, el equipo legal del brasileño puede (y posiblemente lo haga) buscar un acuerdo entre partes, de manera que se pueda evitar el juicio y la comparecencia ante el juez.

“En los despachos se está trabajando a tope en este caso; la sombra de un eventual acuerdo de conformidad, que anule la posibilidad de la celebración de un juicio está ahí” explicó el experto legal, de nombre Carlos Quílez, en el programa de televisión.

El experto legal señaló que incluso sabe, de buena fuente, que la defensa de Alves ya estaría haciendo uso este recurso, por lo que en manos del entorno de la supuesta victima ya estaría la oferta del futbolista.

“Este programa puede adelantar algo más que un rumor, y es que se habrían puesto a efectos del debate cuatro años de pena y una jugosa indemnización a la víctima” indicó Quílez.

Si la oferta por parte del ex campeón del mundo no fructifica, estarían viéndose las caras en los tribunales en los primeros meses del año 2024.

El origen del proceso

A Dani se le acusa de haber abusado sexualmente de una mujer de 23 años, la noche del 30 de diciembre del año 2022, en una exclusivo bar de la ciudad catalana, una noche donde el futbolista festejaba su regreso del Mundial de Qatar.

Cuatro días después, el 2 de enero del presente año, la supuesta víctima se apersonó a la justicia española para narrar lo ocurrido y presentar una denuncia formal contra el lateral brasileño.

En prisión desde enero

Las autoridades ibéricas tomaron cartas en el asunto y el 20 de enero apresaron al deportista y desde entonces permanece recluido en un centro penitenciario en Barcelona.

Durante estos meses en prisión, los abogados de Alves han solicitado el beneficio de libertad condicional para su cliente en diferentes oportunidades, sin embargo, los jueces han determinado que existe riesgo de fuga y por lo tanto, han negado todas las peticiones.