Puebla recibió al Pachuca para seguir con la actividad de la Jornada 13. Un Cuauhtémoc en malas condiciones por las intensas lluvias en la ciudad, pero eso no impidió que los Tuzos se levantaran de un 2-0 e hizo que la Franja consiguiera su décimo empate en el torneo.

En la primera parte del partido, pudimos ver a un Puebla que quería recuperar su estilo de juego que conocíamos al inicio del torneo, agresivo y ganando juegos. El primero del Tío Puebla llegó cuando Jordi Cortizo se comió a Messi y después de darle un auténtico baile a un defensa del Pachuca le pegó de larga distancia para pegarle al poste y luego mandarla a guardar.

Los Tuzos no se quedaron con los brazos cruzados, pero se toparon a un Antony Silva que recordó sus grandes atajadas en el partido de México vs Paraguay y en el primer tiempo tapó todos los tiros a gol de Pachuca. Puebla se fue al descanso con la ventaja de 1-0.

Otro empate para la Franja

En la segunda mitad vimos algo que solo pasa en la Liga MX, Pachuca salió con otro uniforme pensando que sería de buena suerte y le atinaron a su predicción.

Antes de la buena suerte de los Tuzos, el Tío Puebla buscó aumentar su ventaja y al minuto 52, en un tiro de esquina, Martín Barragán cabeceó a segundo poste para poner el 2-0 que acercaba a la Franja a una victoria.

Ese gol prendió al Pachuca que no quería irse sin nada de la Angelópolis y se puso en modo ataque para buscar como mínimo el empate.

La primera respuesta llegaría al minuto 78 con un tiro que engaño a Antony Silva y puso el 2-1. Puebla empezó a sentir el verdadero terror y con justa razón porque justo al minuto 90 cayó el gol del empate desde la cabeza de Nico Ibáñez.

¿Qué sigue para Puebla y Pachuca?

Puebla es noveno lugar con 16 puntos y su siguiente partido será contra Chivas, mientras que Pachuca es cuarto con 25 unidades y se medirá con Tijuana en la Jornada 14.