Este martes, el técnico de la Selección Mexicana de Fútbol, Jaime Lozano, se dio una vuelta por las instalaciones del Pumas de la UNAM, como parte de su trabajo al mando del TRI, espacio que aprovechó para observar a algunos jugadores y otros temas propios de su cargo.

En su paso por la que antes fue su casa, el estratega estuvo de cerca en los entrenamientos de los universitarios y de paso le dio seguimiento al trabajo de algunos seleccionados que ya dejaron buenas impresiones, como el caso del Chino Huerta.

De lo mejor en la MX y en el TRI

Sobre el extremo del Pumas, Jaime se deshizo en elogios t destacó el buen momento y el rendimiento que muestra el atacante durante estos días, no solo en selección, sino también, en la MX.

“Aquí está uno de los que mejor andan, no en Pumas, sino en la Liga y ahí te facilitan mucho las cosas. Cuando un jugador es tan determinante como en este momento lo es (César) Huerta, creo que a uno le da mucha emoción, mucha alegría y tranquilidad saber que tenemos jugadores y capacidad más allá de los que puedan estar jugando fuera de esta Liga” indicó sin ningún miramiento el Jimmy.

Tal parece que el trabajo de Huerta le tiene el ojo lleno a nuesro Jimmy, pero lo cierto es que el melenudo se ha ganado cada uno de los adjetivos que usó el estratega a pesar de su corta trayectoria y experiencia.

“El Chino” ha llegado a darle a Pumas una dinámica diferente, con más poder ofensivo y peligrosidad en el área rival; condiciones que conoce bien el Turco Mohamed y ha sabido sacarle provecho.

Huerta se ha convertido en un verdadero referente universitario y con el paso de las fechas, se le ve más confiado y con mas determinación. Sin embargo, debe cuidarse pues las tarjeas amarillas empiezan a ser un problema para el joven de 22 años.

Al filo de la navaja

César Huerta acumula ya 4 cartones amarillos en su contra y si no se cuida ante Puebla en el próximo juego, se estaría perdiendo el clásico capitalino ante el América en el Estadio Azteca.

El Chino se llevó una cartulina de prevención ante Mazatlán, otra más ante Pachuca, posteriormente contra Toluca y una más ante Tigres, razón que lo tiene contra las cuerdas y al filo del reglamento.