A nadie se le había ocurrido una coincidencia de este tipo, ni el mejor escritor había predicho este momento tan especial que nos deja la Eurocopa 2024. Tal como si se tratará de una película nos dejó una de los torneos más importantes en el mundo. Pues se dan cita los mejores para poder seguir haciendo historia, otros concluyendo sus historias como las leyendas del futbol y en el caso de esta historia marcando su propio ritmo tras lo hecho por sus antecesores.

Fue lo de Mikel Merino este viernes y no solamente por haber marcado el gol que dio el pase a la Selección de España a Semifinales del importante torneo europeo ante Alemania. Sino también por haber repetido lo hecho por su padre hace más de tres décadas.

Suena increíble pero el guión de los Merino parece haberse seguido al pie de la letra, ya que fue un 5 de noviembre de 1991 cuando Miguel Merino, padre de Mikel, celebró un tanto ante el Stuttgart vistiendo la camiseta del Osasuna y en el mismo estadio la Stuttgart Arena, donde su hijo hizo historia pura para poner en alto el nombre de la selección ibérica. 

Aquí la sorprendente imagen:

Los Merinos se robaron las miradas en redes sociales

Si bien el gol de Miguel no fue de último minuto como el de su hijo sí que sirvió para que el equipo navarro superara aquella segunda ronda de la Copa de la UEFA, casi como lo que hizo Mikel hoy, una rara coincidencia de instancia e increíble de locación. Por si no fuera suficiente, el español emuló la celebración de su papá en la que rodea el banderín de tiro de esquina con una especie de baile, cosa que recordó Merino.

¿Cuándo juega España las Semifinales de la Eurocopa 2024?

Cuatro días de descanso para los de Luis de la Fuente antes de enfrentarse, ni más ni menos, que a Francia en un encuentro sumamente interesante a disputarse el martes 9 de julio a las 13:00 horas, tiempo del centro de México. La Roja avanzó a costa de la anfitriona Alemania, mientras que los franceses dejaron fuera a Portugal y a Cristiano Ronaldo en un encuentro de contadas emociones que llegó a los penales; Joao Felix fue el único cobrador que falló.