Neymar defendió su derecho a la parranda. Afirmó que tiene derecho a salir de fiesta con sus amigos puesto que cumple con sus obligaciones en el campo.

Neymar pidió a los periodistas que valoren las cosas que él hace "dentro del campo" y que dejen de lado su vida particular y advirtió que también puede cometer errores en el futbol.