En medio de la ebullición del mercado de fichajes, la negociación por Orbelín Pineda se ha convertido en un punto álgido entre el AEK Atenas y Rayados de Monterrey. El club griego ha dejado claro que no está dispuesto a ceder a su jugador estrella por menos de 20 millones de euros, a pesar de las persistentes ofertas del equipo mexicano.

El presidente de Rayados, José Antonio Noriega, confirmó recientemente que están en búsqueda de al menos un refuerzo más para la temporada venidera. Sin embargo, cuando la afición mencionó el nombre de Orbelín Pineda, Noriega citó el refrán popular “del plato a la boca, se cae la sopa“. Este gesto, aunque enigmático, refleja las dificultades actuales en las negociaciones.

Inicialmente, Rayados habría ofrecido 6.5 millones de euros por el mediocampista mexicano, una cifra que el AEK consideró insuficiente dada la tasación actual del jugador. Ante la negativa inicial, Rayados duplicó su oferta, alcanzando los 12.5 millones de euros en su segundo intento. A pesar del aumento, el AEK insiste en no aceptar menos de 20 millones de euros por Pineda.

Orbelín Pineda se encuentra actualmente disfrutando de un periodo de descanso tras su participación en la Copa América. Se espera que el jugador reporte pronto con el equipo griego en Atenas.

Rayados desea incorporar a Pineda para fortalecer su plantilla con talento probado, especialmente de cara a competencias tanto locales como internacionales. Mientras tanto, las negociaciones continúan, y ambos clubes buscan alcanzar un acuerdo que satisfaga sus respectivas expectativas económicas y deportivas.