En Cruz Azul las cosas no van nada bien tras la rebeldía de su canterano, Rodrigo Huescas, quien al parecer se fue como las chachas, por la puerta de atrás. Y es que ahora se destaparon todas las cosas que La Máquina le ofreció para que se quedara y se negociara de mejor manera su salida a Europa.

Esto le ofreció Cruz Azul a Rodrigo Huescas para que se quedara 

Con información del portal especializado Vamos Azul, se dio a conocer que La Máquina le ofreció las perlas de la Virgen a Huescas. Pues se reveló que le habrían ofrecido un aumento de sueldo significativo, así como bonos de productividad, y separación del club en algún momento para irse a Europa.

Pero a pesar de los grandes esfuerzos que según revelaron, estaba haciendo el club cementero. Huescas de plano no quiso renovar y se fue por libre. Prefirió viajar a Europa para buscar una oportunidad en el futbol danés. Y lo estaría negociando solo su fichaje. Pues reportan que a los cementeros no les llegó la solicitud para que viajara al Viejo Continente, y por ende no lo autorizaron. 

Huescas desobedeció a Martín Anselmi 

En el mismo tenor, dicho medio dio a conocer que no fue el único desaire que le hizo Rodrigo a La Máquina. Pues también desobedeció las órdenes del estratega argentino, Martín Anselmi. Con información del especialista en La Máquina, Carlos Córdova, se dio a conocer que la directiva celeste está muy molesta con Huescas.

Y lo mismo estaría sucediendo con el timonel argentino, Martín Anselmi, pues desobedeció su más reciente orden. Dicho insider reveló que Anselmi habría dado la orden a Rodrigo de presentarse este lunes que pasó a los entrenamientos en La Noria. Esto con el objetivo de que continuaran las negociaciones entre el club y el futbolista para que se diera de la mejor manera su salida del club.

Pero el agente de Huescas presionó al futbolista para que este se revelara y viajara sin aviso previo a Copenhague para firmar con su nuevo club. Sin darle tiempo a La Máquina de hacerle una oferta más atractiva. Para que se quedara una temporada más, algo que molestó en demasía tanto a los directivos como al timonel.