Por Daniel Figueroa 

Necaxa por fin anunció la decisión del cese a Nacho Ambriz. El club le dio las gracias con todo y que consiguió un título. Esta fue la segunda vez que vemos una ingratitud como esta. 

A don Nacho le hicieron las maletas con todo y que se rifó en grande con Necaxa. Le dio una identidad a los Rayos, les dio una idea de juego, ganaban, gustaban, bueno, ¡hasta campeones de Copa los hizo! Y eso, no cualquiera.

Lo indignante del caso es que, según reportes, lo habrían despedido por haber apoyado a sus pupilos en sus peticiones a la directiva de cumplir con sus pagos por haber levantado la Copa MX. Eso no les cayó nada bien. 

El otro caso de injusticia que vimos tan sólo en esta temporada, es lo que le hizo Lobos BUAP al novato Rafa Puente. 

Al ahora técnico de Gallos lo corrieron de forma muy gacha. Después de un torneo que sorprendió a propios y extraños, empezaron a tener varios tropiezos que la directiva no perdonó y lo mandaron a volar sin siquiera terminar el semestre. Parece que se les olvidó quién los llevó a la Liga MX.

Eso no fue todo. El club colgó una foto en su Twitter donde recalcaba los descalabros que sufrió Rafa en su paso por el club. Tssss, la neta sí se pasaron de ardidos.