Por Daniel Figueroa 

Del juego contra Toluca, quien resultó ser el ganón fue Gibran Lajúd. No sólo fue vital para que los Diablos no supieran qué hacer, para tener a los suyos con un pie en la final, también recibió un regalo de nada más y nada menos que... ¡Jorge Campos!  

Después del juego, el portero de La Perrera colgó una foto donde se le ve muy contento por haber recibido un balón autografiado por George Fields, que estuvo en la transmisión de TV Azteca. Para muchos, esto sería un gran regalo, pero para él es todavía más especial porque el portero acapulqueño es su más grande ídolo. 

Esa fue simplemente su noche. Tan sólo imagínense lo que debe sentir de estar casi en la final y que tu ídolo te de un regalo como este. Agárrense, porque este chaval está en plan grande y viene motivadísimo.