Jaime Lozano, el director técnico de la Selección Mexicana de Futbol celebró un nuevo triunfo al frente del equipo, luego de que sus jugadores consiguieron sumar una sufrida victoria ante su similar de Bolivia. Pues lograron vencerlos por la mínima en la cancha del Soldier Field en los Estados Unidos.

Aunque hubo un ingrediente muy especial, pues la base de su equipo este viernes fueron los pupilos de Ricardo Cadena en la Sub-23, donde los jóvenes futbolistas tuvieron una destacada actuación, prácticamente borrado a los titulares y consiguiendo abrir el marcador por la mínima, resultado que a la postre les daría el triunfo ante los futbolistas bolivianos.

Para Jaime Lozano la base del Tricolor será la Sub 23

Lozano consideró que “muchos” de ellos “serán la base” del Tri en el Mundial de 2026, “La intención es que estos jugadores sigan creciendo. Varios de ellos se han ganado seguir. Muchos de estos jugadores en poco tiempo serán la base de la selección nacional. Muchos de ellos estarán por muchos años”.

México de Jaime Lozano derrota por la mínima a Bolivia

México de Jaime Lozano derrota por la mínima a Bolivia

A la espera de que se incorporen los líderes del vestuario del Tri, México compitió en Chicago con un once inédito: González; Gómez, Peña, Rodríguez, Monroy; Montaño, Ambríz, Monreal, Álvarez; Ayón y Carrillo.

“Hoy me voy muy contento porque hubo jugadores muy sobresalientes, más allá del resultado. Los muchachos empezaron muy fuerte. Hay tres cuatro que a mí me dejan muy contento. Estoy seguro de que van a tener oportunidades pronto. El equipo salió muy decidido, muy confiado, con mucha energía al frente. Luego se acomodó un poco mejor Bolivia. Luego cuando logramos ajustar el partido se desemparejó”.

Y dio las gracias a los miles de aficionados mexicanos que apoyaron al Tri en Chicago, convencido de que su equipo jugará como “local” también durante la Copa América, “siempre sentimos muchísima energía. Sabemos que hacen un gran esfuerzo por estar y lo menos que podemos hacer es darles una alegría. Vienes en el camión, ves las caras, como te miran, es imposible no emocionarse”.

Aquí sus palabras: