No sé es lo que les dan en Coapa, pero apenas llegan y se colocan la playera del América, los jugadores desarrollan una identidad fuerte y el compromiso con la institución se nota desde el minuto uno.

Si no nos creen, que lo diga la más reciente contratación de las águilas, el chileno Igor Lichnovsky, quien llegó al nido apenas hace dos semanas y ya tiene el ADN americanista metido en la sangre.

Llegando y liderando

A pesar de ser la última águila en subirse al nido para este temporada, el defensor suramericano demostró el compromiso que siente con la escuadra azulcrema y antes del juego ante el Toluca, se lanzó con un potente e inspirador discurso en el camerino.

Yo sólo les quiero decir algo hermanos, y es que disfruten el día, quiero agradecerles por cómo me han recibido, pero deben agradecerse ustedes también la oportunidad de estar aquí. Tenemos algo que defender, los conozco hace dos partidos y si no damos por perdido ningún balón al final vamos a celebrar indicó Igor, muy entusiasta.

El video se hizo viral en redes sociales con miles y miles de reproducciones y una cuantiosa cantidad de reacciones y comentarios; parecía un veterano quien dio esas palabras y no un recién llegado.

La primera parte de su intervención la aprovechó para agradecer a sus compañeros y posteriormente vino esa sorprendente dosis de motivación, entusiasmo y los aplausos llegaron al final.

Pero el discurso de motivación no quedó ahí , el chileno cerró con la siguiente intervención:

No podía creer hermanos, que hoy en día no corramos una pelota más. Esa pelota que va al lateral, que parece que no tiene nada, corrámosla hermanos. Esa pelota que parece que no va a tener trascendencia como aquella que terminó en gol. Si hacemos eso, yo creo que vamos a celebrar la final

Hace algunos días dijimos que Igor llegó al América, pero hoy es preciso decir que el América llegó a Igor.