Los aficionados del Al Hilal, intentaron BULEAR a Cristiano Ronaldo en el futbol de Arabia Saudita y este les respondió de manera ÉPICA a todos los aficionados en el estadio.

Cristiano Ronaldo no tuvo un buen día, ya que su equipo el Al Nassr fue goleado por el Al Hilal. En el clásico del futbol de Arabia Saudita y además, el público rival se metió con el portugués.

Los seguidores del Al Hilal intentaron provocar a CR7 primero con una serie de abucheos y poco a poco comenzaron a corear el nombre de Lionel Messi.

El futbolista que es considerado su más grande rival y con quien ha competido por la cima por más de una década.

Aunque muchos creerían que Ronaldo tendría una reacción negativa luego del complicado partido que tuvo, fue todo lo contrario.

Ya que incluso lució muy sonriente, para la molestia de un buen sector de la afición.

¿Cuál fue la respuesta de Cristiano Ronaldo?

Cuando el nombre del futbolista del Inter Miami, franquicia de la Major League Soccer (MLS) fue coreado por los fans.

CR7 comenzó a mandar besos a la tribuna y se fue rumbo al vestidor con una sonrisa, para sorpresa de muchos de los presentes.

Cabe mencionar que el astro portugués buscará cambiar rápido la página en el próximo compromiso del Al Nassr.

Dicho compromiso se llevará a cabo dentro del calendario en la Champions League de Asia.

En donde se verá las caras con el FC Istiklol Dushanbe de Tayikistán, por lo que el famoso jugador decidió no prestar atención a sus intentos de provocarlo.

Aquí las épicas imágenes:

El portugués no tuvo un buen encuentro

Definitivamente el día no le sonrió al ex delantero del Real Madrid y Manchester United, debido a una polémica del partido.

Cuando al minuto 73′, CR7 realizaba una chilena que rompía de manera impresionante la red, pero para su mala suerte fue anulada por fuera de juego.

Ante la duda del offside, Ronaldo se enfadó sin querer dejar sacar de puerta a Bono y que continuara así la revisión, pero el partido se reanudó.

Lo que sólo provocó su indignación ante la anulación por un fuera de juego milimétrico, que habría sido el empate de Al Nassr.