La fiesta verdeamarela se vio empañada por un amargo empate. La selección de Brasil, favorita al título de la Copa América 2024, tropezó en su debut ante Costa Rica en el SoFi Stadium de California, firmando un preocupante 0-0 que deja muchas interrogantes.

Brasil exhibió un juego pálido

Con un Neymar lesionado observando desde la grada, sin poder ocultar su frustración ante las cámaras, la Canarinha exhibió un juego pálido y carente de ideas. A pesar de dominar y generar mayor cantidad de ocasiones, el equipo de Dorival Júnior no logró descifrar el sólido planteamiento defensivo de Costa Rica, comandado por el estratega Gustavo Alfaro.

Los Ticos, bien plantados en el campo, pusieron en aprietos a la defensa brasileña en más de una ocasión. El arquero Patrick Sequeira, figura inesperada del encuentro, se erigió como un muro infranqueable para las acometidas cariocas.

El factor Alfaro: Un muro infranqueable

Gustavo Alfaro, el director técnico de Costa Rica, se convirtió en el inesperado héroe de la noche. Su planteamiento defensivo, ordenado y efectivo desarticuló el juego de Brasil, impidiéndole que desplegara su fútbol vistoso. La actuación de Sequeira, bajo los palos costarricenses, también fue fundamental para asegurar el valioso punto.

Los memes se burlan de Brasil

El empate provocó un tsunami de críticas en las redes sociales, donde los aficionados brasileños no mostraron piedad con su selección. Memes, burlas y comentarios mordaces inundaron las plataformas digitales, cuestionando el planteamiento táctico y el preocupante rendimiento del equipo en general.