El 8 de diciembre de 1987, el Alianza de Lima venía de Pucallpa, Perú, después de vencer 1-0 al club de la ciudad. Su avión, el Fokker AE-560 de la Marina de Guerra del país cayó al mar de Ventanilla. Todos los pasajeros murieron, excepto el piloto.


Hoy la afición del Alianza Lima hizo un homenaje en su estadio. Además rindieron tributo a los fallecidos del Chapecoense.

En el accidente de Alianza Lima murieron 16 jugadores, cuatro dirigentes, seis técnicos, tres árbitros, ocho barristas y seis tripulantes. 


El equipo peruano también fue apoyado por otros clubes del mundo. El Colo Colo le prestó jugadores y exestrellas regresaron a jugar, como el caso de Teófilo Cubillas.