Por Mario Pasten

QUIÑONES MANDÓ UN TIRO-CENTRO PELIGROSO QUE TERMINÓ EN EL FONDO DE LAS REDES

¡Solo tu, Juli! En un Clásico Tapatío que no le pasaba nada, Julián Quiñones puso el primero en el Akron desde la pelota parada. El colombiano volvió a vacunar al Rebaño y ya le dio la ventaja al Atlas en calidad de visitante. 

Después de las dos expulsiones, el partido se pausó y dejó de tener llegadas. Al 62' Quiñones mandó tiro-centro difícil de predecir para Jiménez, la pelota botó y se coló al fondo de las redes. Julián tiene la vara medida contra Chivas y en este Clásico Tapatío lo volvió a demostrar. 

Jiménez pudo hacer un poco más, pero el bote en el área le dificultó. Atlas se adelantó en el Clásico Tapatío y está cerca de ampliar el dominio en Jalisco