TIENDA
QUINIELA
LIGA MX
COPA MX
LA LIGA
PREMIER
OTRAS LIGAS
APPS




"(Cambiaría) mis dos medallas de Champions por ser campeón de Libertadores", respondió Deco ante el insistente cuestionamiento sobre ambas competencias. El exfutbolista conquistó Europa con el Porto y el Barcelona, pero el deseo de ser el más grande de América con Fluminense podía más.


México es invitado por la Conmebol desde hace 18 años y en dos ocasiones ha tenido la oportunidad de arrebatar el orgullo sudamericano. Sí, porque para ellos el máximo título continental es más que futbol. "Acá te forman para que ganes la Copa", de acuerdo con Riquelme, el histórico de Boca Juniors que puede presumir tres de estos trofeos.


Tigres utiliza el tercer boleto tricolor a la Final de Libertadores y el beneficio es mayor al jugoso premio económico (2,3 millones de dólares) que los espera tras la euforia. El premio deportivo de ser campeón excluye al invitado, no van a Japón al Mundial de Clubes como lo hará América, pero el crecimiento como marca y la proyección obtenida podrían convertirlos en los gigantes de este futbol.


Los equipos mexicanos se habían excusado en el apretado calendario, los viajes largos, el arbitraje y hasta la mala planeación de la plantilla, como lo hizo Vergara en el 2010: "quizá nuestro único error fue no conseguir que Javier (Hernández) continuara en Chivas hasta el final de la Copa". A decir de los aficionados, nunca se han tomado en serio la posibilidad de coronarse en la competencia ajena.


El discurso es diferente hoy. "¿Asustarnos? De ninguna manera", dice Javier Aquino a pocos pasos del Monumental, y antes de entrenar en el campo del seis veces campeón, Boca Juniors. Mientras el uruguayo Egidio Arévalo amenaza con hacerles la vida imposible.


El equipo felino hizo un importante gasto este verano para reforzar a su equipo y restarle pretextos al técnico en una hipotética final, que se materializó. Buscó asegurar los goles, llegaron André-Pierre Gignac y Ikechukwu Uche para sumarse a Joffre Guerrón y Rafael Sóbis; rompieron el draft con la compra de la chispa joven, Jürgen Damm. River salió del Volcán sin raspones.


Bajo la frase #TodoMéxicoEsTigre, equipos y aficionados de la Liga local se adhieren al objetivo, pintan sus cuentas personales con los colores universitarios y hasta se ponen la camiseta. Ocurrió lo impensable, su odiado rival, Rayados, los alienta a la victoria en nombre de la patria.


Un título para el futbol mexicano. Criticado por muchos y alabado por otros, las rivalidades se volvieron invisibles ante la urgencia de la victoria. Aquí es Argentina vs México (las cuentas pendientes), allá es River vs Tigres (el fin de la sequía de 19 años). Cuánto más ganarían los felinos, a cambio de la enorme inversión, si regresan con la Copa.


Al jugador Ángel Correa, de 20 años, la Copa Libertadores le significó la vida. Uno de los beneficios de ganar el torneo con el San Lorenzo de Almagro, durante la edición pasada, fue que el Atlético de Madrid se fijó en él y lo fichó por ocho millones de euros.


La vitrina que le representó aquella edición del torneo hizo una enorme diferencia en su vida. No sólo porque de otra manera su sueño de ir a Europa quizá nunca hubiera llegado, sino porque en las pruebas médicas del equipo español le descubrieron un tumor en el corazón que de no ser por el fichaje le pudo matar.


Historias como la de Correa hay muchas. La proyección internacional es sólo uno, de los beneficios económicos que deja la competencia sudamericana a los equipos campeones del torneo. De acuerdo con un conteo realizado por juanfutbol, los ganadores de los últimos cinco años han aumentado hasta 37% sus ventas en fichajes después de conseguir el título.


Así le ocurrió al Atlético Mineiro. Durante el año 2012 registró ingresos por venta de jugadores de 2 millones de euros y después de coronarse en 2013 su entrada por ese rubro fue de 25 millones de euros, de acuerdo con la consultora Transfermarkt.


También se ha comprobado que los beneficios en publicidad incrementan. Según cifras publicadas por la revista Forbes, el equipo que consigue ser el mejor de Sudamérica puede cobrar hasta 20% más por contrato publicitario.


Si es verdad que las distancias se acortaron, Tigres será el primer campeón mexicano de Libertadores. La importancia de la corona... la dicta la historia. 


Autores: Llanely Rangel y Ana Cruz Manjarrez

Ilustrador: Jaza


Copyright © 2020 | juanfutbol
 
  ¿Tienes una idea para juanfutbol?
  Nombre:
  Correo electrónico:
  Tu mensaje:
  Por favor introduce los siguientes caracteres:
Click to change