En la Selección Mexicana al parecer volverá la bonita costumbre de jugar con futbolistas naturalizados. Pues una vez más otra joyita argentina decidió tomar la decisión de hacer un lado sus raíces y probar suerte como mexicano para buscar un lugar en el equipo de Jaime Lozano, como es el caso de Nicolás Ibáñez.

Nico Ibáñez está listo para jugar con la Selección Mexicana

Fue por medio de sus historias de Instagram donde el futbolista de los Tigres UANL dio a conocer que por fin ya es oficialmente naturalizado mexicano. Así lo reveló con una imagen de él en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) posando con su carta de naturalización junto a uno de los dirigentes de la institución. 

Además de hacerlo con el típico y altisonante mensaje: “Viva México cab…”, junto a los emojis de la bandera mexicana y una carita de felicidad. Con esta noticia, el nacido en Venado Tuerto, Argentina, por fin podrá ser considerado para formar parte del combinado tricolor rumbo a la Copa del Mundo.

Hasta ahora se desconoce si realmente Jaime Lozano lo contempla entre las figuras que quisiera probar en el Tri. Pero lo que es un hecho es que Ibáñez tiene el gran deseo de portar el jersey tricolor próximamente. Pues así lo dio a conocer recientemente para los amigos de TUDN. 

“Sí, sí me gustaría (jugar con el Tri), pero el tema de los papeles tarda bastante, así es que voy a esperar para ver lo que falte” 

NICOLÁS IBÁÑEZ, JUGADOR DE TIGRES

La buena noticia para el futbolista de Tigres es que actualmente el equipo mexicano tiene una rara pero considerable escasez de delanteros. Así que él podría entrar a cubrir la posición sin mucho problema, pues Raúl Jiménez y Santiago Giménez no pasan por un buen momento goleador. Mientras que Henry Martín fue descartado para la Copa América 2024, y no se ve que pudiera volver pronto al Tri. 

Mientras que Roberto Alvarado llevaría el peso más importante del ataque azteca, pero tampoco ha sido un aniquilador al momento de buscar el gol. Misma situación por la que atraviesa Uriel Antuna, quienes no se han dejado ver confiados al instante de definir en el arco rival.