El mercado de verano se encuentra en la recta final, por ello en LaLiga de España siguen teniendo la esperanza de hacerse de los servicios de un mexicano en particular. Se trata nada más y nada menos que de Uriel Antuna, quien, a pesar de su controversial paso por las Chivas de Guadalajara, ha conseguido atraer con su forma de juego a dos equipos españoles, el Rayo Vallecano y el Espanyol.

De acuerdo a información de ESPN y Jóvenes Futbolistas MX, el atacante de Cruz Azul sigue generando interés y habría una oferta sobre la mesa para llevárselo, pero habría sido la directiva de La Máquina Cementera quienes estarían impidiendo su salida por un sencillo motivo, y es que están a la espera de lo que haga en la Copa del Mundo de Qatar 2022 para así esperar a que se incremente su precio después de tener acción en esta justa.

La misma fuente señaló que Uriel habría señalado que prefería quedarse por el momento en La Noria hasta diciembre, y solicitó que se retomaran pláticas después de esta fecha, pues está teniendo paciencia ya que para él todo depende de lo que haga en el Mundial. Hasta el momento las conversaciones se detuvieron en este punto pues los directivos celestes solicitaron a dichas escuadras no insistir y dejar de inquietar por el momento al futbolista mexicano.

El plan de Cruz Azul es mantener a Antuna lo más cómodo posible de aquí a diciembre y entonces estarán abierto a escuchar ofertas por su futbolista. Incluso existe la esperanza que tenga un buen Mundial para que sea observado por otros equipos en Europa y sacarle más ofertas dada su calidad futbolística que espera sea más regular que la mostrada en el actual torneo del futbol mexicano.

No sería la primera vez de Uriel Antuna en Europa

Uriel ya tiene experiencia en el balompié extranjero, pues no sólo estuvo en la Major League Soccer, sino también consiguió hace unos años una oportunidad en el FC Groningen de Países Bajos, donde realmente no contó con el tiempo necesario para brillar como esperaba, por ello no deja de buscar una oportunidad para volver al Viejo Continente, pero con más experiencia y así demostrar de qué está hecho.