La MLS sigue creciendo a pasos agigantados y quiere seguir rompiendo el mercado trayendo a fichajazos, y Sergio Busquets está muy cerca de ser el siguiente. Busi se uniría a una larga lista de super estrellas que han pasado por la MLS, como Gareth Bale, Steven Gerrard, Zlatan, nuestro Chicharito, Carlos Vela y por supuesto David Beckham. Y justo su equipo, el Inter Miami es el que quiere dar el bombazo fichándolo.

Según información del Daily Mail, el club y Busquets ya se pusieron a chambear y Busi habría aceptado continuar su gloriosa carrera en los Estados Unidos. Y como no podía ser de otra manera, Beckham planea hacerlo su jugador franquicia. Nadie mejor que Sergio para cargar con esa responsabilidad. El plan de David es esperar a que termine su contrato con el Barcelona en 2023, y que venga al Inter de Miami gratis para llevar al equipo al siguiente nivel.

Lo cierto es que el Inter de Miami desde que lo fundó mi David, ha querido ponerse al nivel de los grandes de la MLS, pero no ha podido. Intentó llevándose a Rodolfo Pizarro, Gonzalo Higuain, Blaise Matuidi, pero simplemente no terminan de arrancar motores para romperla.

Busquets abandonaría el club de su vida

Si se llega a hacer el fichaje, Busi estaría abandonando el club al que le entregó absolutamente todo, y al revés. Sergio salió como un talento desconocido en 2008, y desde entonces, es inamovible para el Barcelona. Surgido de la cantera, con la ideología de Cruyff, Busi era el tipo de jugador perfecto para el Barça, y de la mano del genio de Guardiola, se convirtió en uno de los mejores mediocentros de la historia del futbol.

El legado de Busquets va más allá de todos los títulos que ganó, y vaya que lo hizo, el crack español ha ganado absolutamente todo lo que un jugador puede ganar en su carrera. Pero dejando de lado los títulos, Busi cambió la forma de ver a un centro campista defensivo. Recordando las palabras del mismísimo Juan Román Riquelme, una de las voces autorizadas para hablar de mediocampistas:

“Busquets confundió al mundo del futbol. Hoy todos creen que si un equipo juega mal es porque el “5” no pasa la pelota. Busquets confundió al futbol, pero Busquets sólo hay uno”

Juan Román Riquelme