Por Sebastián Anaya

A PESAR DE CONTAR CON EL TRIDENTE POR PRIMERA VEZ EL PSG NO LOGRÓ PASAR DEL EMPATE EN SU DEBUT EN CHAMPIONS

Este martes trajo uno de los momentos más esperados en el mundo del futbol. Messi debutando en Champions con el PSG y el primer partido del tridente Messi-Neymar-Mbappé. Aunque el Brujas de Bélgica parecía un rival accesible para un partido de espectáculo, parisinos y belgas repartieron puntos con un empate a un gol.

Mbappé fue el primer jugador del tridente en participar en un gol en esta Champions por medio de una asistencia.En el 15' recibió un pase filtrado por la izquierda y después de amagar al defensa mando un centro raso al punto penal. Ahí llegó Ander Herrera para rematar el balón y vencer al portero para el uno a cero. 

Los locales dejaron claro que no serían rival sencillo y doce minutos después dieron su respuesta. Al 27' Hans Vanaken puso el empate después de un pase de su compañero Eduard SobolEl lateral mandó un balón al cual el mediocampista llegó sin presión de los defensas para vencer contundentemente a Keylor Navas con su disparo.

El partido se veía cada vez más complicado para el PSG ante un rival que le estaba plantando un gran partido. El panorama empeoró apenas empezando el segundo tiempo. El tridente de Pochettino pudo jugar poco estando completo pues Mbappé se vio obligado a salir de cambio debido a una lesión al 48'. 

El marcador se mantuvo constante el resto del partido y el PSG se vio superado por su rival que incluso estuvo más cerca del segundo gol que el equipo francés. Su siguiente partido será contra el Manchester City, un complicado rival que goleó al Leipzig con un abultado marcador de seis a tres. ¿Podrá el tridente y el equipo parisino dar otra cara?