El timonel de la selección islandesa, Lars Lagerback ha decidido dejar su cargo tras perder 5-2 ante Francia en cuartos de final de la Eurocopa. Luego de cuatro años al frente del equipo, el contrato del sueco terminaba al finalizar la Euro, pero la eliminación lo orilló a tomar la decisión hoy.


"Fue un viaje increíble para mí durante estos cuatro años. Conocí a gente maravillosa y fue una experiencia fantástica. El apoyo de nuestro público fue fantástico. Hubo mucho entusiasmo. Disfruté cada minuto que pasamos en Islandia. Tuve el privilegio de estar aquí cuatro años”, declaró emocionado.


Por otro lado, el técnico de 68 años agregó que no elimina la posibilidad de dirigir otro equipo: "No he cerrado la puerta al fútbol. Tal vez vaya a ser mi última experiencia, aunque no sé si aún puedo ser seleccionador. Si alguien quiere usar mis servicios, ¿por qué no?, depende de la oferta. ¿Si se trata de un equipo nacional? no creo que aceptara”, especificó.


Además, Lagerback, pronosticó un buen futuro para el equipo islandés, luego del gran papel que tuvieron en la Euro. "Puede ser muy positivo si cogemos las lecciones correctas de este torneo. Podemos avanzar para promover el trabajo de los jugadores jóvenes en nuestro país. Hablé con los jugadores y les dije este partido se pareció al de la repesca ante Croacia para la Copa del Mundo de 2014 que perdimos. Cuando se está cerca de una gran hazaña, hay que sacar lecciones”, señaló.


Por último, evaluó el partido contra Francia, felicitó al cuadro galo y agradeció a fanáticos y prensa por el apoyo mostrado. “Cometimos errores tontos, pero en general tuvimos una experiencia positiva; había que dar el cien por cien. También quiero felicitar a Francia. Este es un gran equipo que hemos ayudado un poco en el primer período. Fue un torneo maravilloso. Deseo agradecer a todo el mundo como han estado con nosotros. A los aficionados, periodistas y a todo el personal de la selección"