Por Gerardo Gómez

BETIS Y LEVERKUSEN TUVIERON UN PARTIDO MUY MOVIDO EN AMBAS ÁREAS

Empate movidito el que tuvimos entre Betis y Leverkusen. Claudio Bravo fue figura con grandes atajadas en un juego en el que las anotaciones llegaron en la segunda mitad, en los pies de Borja Iglesias y Robert Andrich. Aunque lo más destacado fue el regreso de Lainez tras cinco meses alejado por lesión.

Betis se vio sorprendido por el esquema alemán, que a base de velocidad y buenos despliegues le cargaron la chamba a BravoDiaby pudo hacer el primer gol, luego de llevarse en carrera a Montoya y dejar tendido al portero con un regate, pero decidió mal al ceder el balón. Después de los sustos, el club español disputó el dominio del balón y también tuvo un par de jugadas de peligro que no lograron concretar.

Para la segunda mitad, Manuel Pellegrini movió sus piezas y decidió soltar a la bestia. 'Factor' Lainez se mostró muy participativo en ambas áreas. Al 75' Frimpong cometió una mano imprudente que el árbitro determinó como  penal, Borja Iglesias lo convirtió en gol. 

Cuando parecía que Betis podía llevarse los tres puntos, Leverkusen emparejó el marcador al 81'. Un disparo de Andrich que fue desviado en Carvalho pudo vencer a un Claudio Bravo que se mostraba imbatible. A pesar de que ambos equipos buscaron ganarlo, el partido terminó con empate a uno.

Tras el 1-1, tanto Betis como Leverkusen tienen siete puntos y se han visto muy superiores a Celtic y Feréncvaros que también integran el Grupo G.