En otra circunstancia, un partido entre Fiorentina y Benevento no habría tenido relevancia para prestarle atención. Pero con el fallecimiento de Davide Astori cambia la perspectiva. 


Al capitán de la Fiore no lo olvida su afición. En el juego contra el sotanero de la Serie A, los hinchas morados que se encontraban en la Curva Fiasole (zona popular del estadio Artemio Franchi) desplegaron un enorme mosaico con la leyenda Davide 13.


El momento fue emotivo porque el partido se paró al minuto 13 para rendirle homenaje a Astori. Previamente, los aficionados habían soltado globos blancos y púrpuras al mismo tiempo de guardar un minuto de silencio en su memoria.