LAS NUEVAS ESTRELLAS DE LAS BARRAS

No sólo México se está renovando. Tras el duro golpe que significó para Estados Unidos no ir al Mundial de Rusia 2018, sus equipos inferiores se han puesto a trabajar para poder sacar una nueva generación dorada y, por qué no, ganar el Mundial de 2026 en casa. 

CHRISTIAN PULISIC

El heredero ideal de Landon Donovan. Desde los 17 años ya porta la 10 de su selección y con el Borussia Dortmund se convirtió en titular indiscutible. Llegó a Alemania con 16 años y debutó con el primer equipo apenas un año después. Hoy está por cumplir 20 años y está llamado a ser el gran referente de la selección estadounidense.

TIMOTHY WEAH

Es jugador del nuevo milenio y ya se esperan grandes cosas de él. Su papá, el mítico ex futbolista de Liberia George Weah, fue clave en su llegada al PSG. Tim aterrizó en París en julio de 2017 firmando un contrato de 3 años y 6 meses después jugó con el primer equipo a lado de Neymar y compañía. Su pretemporada con el equipo parisino ha despertado el interés de varios, incluyendo su selección. 

WESTON MCKENNIE

Su infancia fue muy inestable. Sus primeros 3 años de vida los vivió en Texas, después estuvo en Alemania hasta los 9 años para regresar a Estados Unidos. Su paso por Europa dejó buena impresión con varios clubes, por eso en 2016 firmó por el Schalke 04 antes de llegar a la MLS. Así como sus compatriotas, McKennie no tardó más de un año en jugar con el primer equipo del Schalke. Hoy es jugador fijo del once titular. 

JULIAN GREEN

Es producto de las fuerzas básicas del Bayern Múnich. Debutó en el primer equipo bávaro con 18 años en 2013 y si bien su andar por el equipo no ha sido el deseado, su carrera en Europa ha ido despegando poco a poco. Actualmente juega a préstamo con el Stuttgart donde espera sumar minutos y por fin consolidarse en el equipo de Nico Kovac.

DEANDRE YEDLIN

El más “viejo” y experimentado de este equipo. Con 25 años, Yedlin ya tiene experiencia de sobra en el futbol europeo. Su aventura en el Viejo Continente inició con el Tottenham, después se fue a préstamo con el Sunderland y actualmente el Newcastle es dueño de su carta. Juega como lateral derecho y en Estados Unidos siguen a la espera de que su potencial explote.