DE UN ONCE PROFESIONAL… ¡A UN ONCE DE FUTBOL SALA!

Nadie entiende qué pasa con la Selección Danesa. Hace apenas dos meses disputaban la Copa del Mundo con nombres como el de Eriksen, Schmeichel o Poulsen pero para esta fecha FIFA todo cambió. Los nombres convocados por Age Hareide fueron, en su totalidad, de la selección danesa de futbol sala.

EL PROBLEMA

La Asociación de Jugadores y la Federación de Futbol de Dinamarca tienen un problema que vienen arrastrando desde hace nueve meses. Los jugadores quieren tener control sobre sus derechos de imagen pero la Federación quiere mayores libertades para poder utilizarlos. Al no poder llegar a un arreglo, los seleccionados decidieron no presentarse a la convocatoria de esta fecha FIFA. 

LA SOLUCIÓN QUE NO FUE

Como primer plan, la Federación pensó en formar un equipo alternativo hecho a partir de jugadores de la primera división de Dinamarca. Sin embargo, los jugadores se solidarizaron con sus compañeros convocados y decidieron no asistir con la Selección en señal de apoyo. La Federación tuvo que recurrir a un plan B… 

LA DEBACLE 

Como consecuencia, la Federación decidió convocar a jugadores de la selección de futbol sala danesa. ¿El resultado? Perdieron su amistoso contra Eslovaquia 3-0 y están próximos a debutar en la UEFA Nations League. 

LAS AFECTACIONES

Hasta ahora FIFPro apoya a los seleccionados que exigen mejores condiciones cuando de patrocinadores de la federación se refiere. Las consecuencias aún pueden agravarse más y es que si la UEFA decide analizar el caso, la selección podría perder en automático su boleto para poder jugar la clasificación rumbo a la Euro 2020. 

LA INCÓGNITA

La solución al problema aún se ve lejana, sin embargo se tienen esperanzas de que lleguen a un acuerdo antes del domingo que debuten en la UEFA Nations League contra Gales.